Su Museo de Burgos nos destaca una pintura sobre tabla que representa la imagen de Cristo coronado de espinas, título va aquí

¡Descubre los Museos sin salir de casa!

El Museo de Burgos nos destaca una pintura sobre tabla que representa la imagen de Cristo coronado de espinas, con el manto y sosteniendo una caña entre sus manos en clara alusión a su papel como “rey”. Este Ecce Homo de gran valor simbólico y espiritual, realizado por el pintor flamenco Jan Mostaert, destaca por la maestría de su colorido y por la admirable transparencia de las lágrimas que caen por el rostro. Procedente de Cerezo de Río Tirón no existen referencias concretas de su ubicación original en la localidad pudiendo tratarse de una obra de tipo devocional exenta o bien haber formado parte de una composición – retablo- de mayor entidad.